Lecturas sobre el miedo

miedo

“El miedo (y hasta los hombres más intrépidos pueden tener miedo) es algo espantoso, una sensación atroz, como una descomposición del alma, un espasmo horroroso del pensamiento y del corazón, cuyo mero recuerdo provoca estremecimientos de angustia”

Guy de Maupassant – Cuento “El miedo” 

La lectura nos brinda una brillante oportunidad en las aulas, y puede ser la perfecta introducción para iluminar, hablar y conversar temas tan íntimos, como el miedo.

Al trabajar en grupos con niños de alrededor de 8 a 12 años, me sorprendía siempre la gran cantidad de ellos que pedían la lectura de cuentos de miedo o terror. Siendo yo misma no muy lectora de este tipo de historias, lo estuve evitando algunos días. Sin embargo, acudí por un lado a mis gustos en la adolescencia cuando leía suspenso con toques macabros, compartiendo algunos días historias de Edgar Allan Poe.

Leímos también mitos y leyendas, escogidos por ellos mismos, entre las colecciones de libros de sus colegios. También una revista para jóvenes, que resumía y hacía un pequeño inventario de fantasmas famosos en el mundo, unos por su aparición en la literatura y otros por su fuerza en la tradición oral urbana (Canterbury, la Novia en la carretera, Hamlet, El Fantasma de la Opera, entre otras historias).

Aunque las historias les gustaron y les emocionaron, no encontré en ellos el interés suficiente para hablar y compartir sobre su propio miedo. Había más bien un interés en querer retarme a llevarles nuevas y más aterradoras historias de miedo.

Fue así como indagando y buscando, me topé con tres muy buenas historias que fueron como portales para hablar sobre el miedo. “Amiga Gallina” de Juan Arjona, nos muestra , de una manera muy divertida, que el miedo tiene una funcionalidad si se quiere salir en busca de aventura. Es una historia bien contada, que los niños disfrutan porque tienen frases que a la mitad de la lectura reconocen, repiten y no solo les divierten, sino que les vinculan como grupo y refuerzan la idea de estar acompañados entre ellos al hablar del tema.

“Tengo miedo” de Ivar da Coll, es una buena oportunidad para hablar de las posibilidades de transformar el miedo, a través de la imaginación, y para los niños suena bastante lógica y divertida. La asimilan fácilmente y les da muchas ideas al momento de escribir sus propias historias, para lograr la victoria contra el miedo en el mundo de la fantasía.

“El miedo” de Guy de Maupassant es una gran obra clásica que deja el miedo al desnudo, como algo que se siente profundamente incrustado en el cuerpo, incluso en el alma, con unas manifestaciones físicas innegables e inevitables y muchas veces generada por manifestaciones interpretadas de manera ilógica e irracional. El autor se ríe un poco del miedo irracional.

Y así, gracias a estas lecturas, han sido productivas las experiencias con el género del terror, aula tras aula. Los niños han encontrado un buen impulso e inspiración para hablar de lo que han sentido que es el miedo.

Texto por Adriana Dávila Fuentes, promotora de lectura de la Fundación Circulo Abierto

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s