El valor del detalle

da-coll

Una puesta en escena perfecta, una situación cotidiana, unos personajes creados con estética y detalle, con nombres que tienen aroma, colores, poesía… así son las obras de Ivar Da Coll.

Su literatura es una fórmula mágica que nos transporta al poder de las situaciones cotidianas, las de mayor valor. Y estas situaciones son representadas por personajes de ensueño, con nombres tan bellos como los que representan.

Hamamelis, Caléndula, Albahaca, Miosotis son algunos de estos personajes, y mientras los lees sientes que estás en un jardín donde todo puede suceder, en donde tienes la posibilidad de imaginar como parte de un universo real.

Esta construcción de personajes, de pocas palabras, pero con gran sentido de la cultura oral, nos resaltan el valor del detalle, no solo por lo dedicado de sus ilustraciones, sino por lo que simbolizan.

Toda la creación del autor está enmarcada por esos momentos reales e imaginarios que todo niño o adulto lector teje, elaborando de manera cuidadosa un andamio de recuerdos que quedarán para siempre en su memoria. Porque es el lector, como suele decir, su mayor premio.

Texto recomendado y trabajado en el aula por Liane Daza, promotora de lectura de la Fundación Círculo Abierto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s