Tiempo de dar

Cuantas veces añoramos que nos sorprendan con un regalo o con algo que hemos deseado hace mucho tiempo. La satisfacción al recibirlo es muy grande, pero ¿qué hay de obsequiar? Nos han enseñado lo agradecidos que debemos ser al recibir, pero poco se habla de la acción de dar, que es igual de satisfactoria. Constantemente damos. Damos sonrisas, damos miradas, damos momentos, damos lo más valioso que tiene el ser humano: el tiempo que no puede ser recuperado.

En esta ocasión, la sorpresa viene en cajas y se siente a través de páginas… son libros, muchos libros. Por un lado están los espíritus curiosos y las miradas incrédulas esperando que a sus manos llegue una historia que los haga creer, que los haga volar. La sorpresa, la felicidad y el asombro, se encuentran en muchos rostros haciendo de las suyas. El resultado: un ¡Gracias!

Y también están aquellos que obsequian, aquellos que decidieron donar historias y regalar esperanzas, los que se contagian de la felicidad de otros y quienes ven recompensado su actuar en muestras de agradecimiento.

No importa la cara en que veas la moneda, es tiempo de dar y cada vez que dos personas se comuniquen a través de un libro, no importa quién da y quién recibe, ambas sólo pueden decir: ¡Gracias!

Texto por: Laura Fontalvo Castillo
Fotos: IED Paulino Batata Salgado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s