Fútbol de todos los colores

futbol soccer

Esta es una historia real. Le sucedió a la amiga de una amiga que también era promotora de lectura. Había una vez un colegio, en un barrio que no era tan famoso como infame. Tanto así, que el gentilicio del barrio era usado como insulto entre los habitantes de la ciudad. Suerte que corría un barrio entero por el accionar de unos pocos porque, por lo demás, la gente era amable, cariñosa y servicial.

Un día la promotora se dio cuenta que le había costado más trabajo conectarse con estos niños que con aquellos de los demás colegios. Y no era que ellos no recibieran con agrado las actividades. Los niños escuchaban las lecturas en silencio, pero no respondían preguntas, no hacían comentarios, no existía conversación, ni siquiera cuando la profesora los animaba a hacerlo: Quién lo ve, a Pepito Pérez. No se queda callado un segundo y hoy no dice ni mu. Hasta que un día, una revelación…

Promotora: ¡Hoy saqué este libro de la colección de su colegio! Significa que lo pueden seguir leyendo cuantas veces quieran.

Ellos: …

Promotora: Se llama “Cuentos de Todos los Colores”. ¿Cómo se imaginan que son los cuentos de todos los colores? ¿Qué querrá decir eso?

Ellos: …

Promotora: ….

Promotora: Significa que son cuentos de varios los países del mundo. Y con colores se refiere a todos los colores de piel que existen.

La promotora lee la lista de cuentos en el libro, con la nacionalidad de cada uno, esperando que los niños elijan el país que quieren conocer a través del cuento.

Promotora: ¿Cuál quieren leer primero?

Ellos: ….

Promotora: Bueno elijamos un continente primero, y después el país ¿Vale? África, América, Europa…

Ellos: ¡Europa!

Promotora: ¡Ajá! ¿…y eso?

La promotora tenía que preguntar, porque ese entusiasmo no era la costumbre en el grupo.

Ellos: …

Profesora: Yo sé por qué.

Promotora: ¿Por qué?

Profesora: ¡Por el bendito fútbol! La copa Euro 2016

Ellos: (Se ríen).

Promotora: ¡Ok! Elijamos el país que ganó la copa: ¡Portugal!

Niño: No… ¡Alemania! Es el mejor equipo.

Promotora: Ok, ¡Alemania! Donde juega Chicharito*. Y después leemos los cuentos de los países finalistas, Francia y Portugal… ¿Vale?

Ellos: ¡Siiiiii…!

Un final feliz.

¡FELIZ!

Los niños escucharon toda las historias con curiosidad infinita, incluso cuando las leían entre ellos mismos para sus compañeros. Estaban visitando a través de la lectura, los países de sus ídolos futbolísticos. Escarbar entre sus intereses para relacionarlos con los libros y sus historias fue la fórmula perfecta para que se lograra esa tan esperada conexión. Magia. El reto de encontrar historias que los atraparan fue vencido ese día gracias al fútbol. ¡Gracias, Chicharito!

Texto por Estefanía Mejía, promotora de lectura de la Fundación Círculo Abierto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s